Menu
Inico / Mi embarazo / Embarazo y salud / Las prohibiciones / Drogas ilegales durante el embarazo
Drogas ilegales embarazo

Drogas ilegales durante el embarazo

Una droga callejera (también llamada droga ilegal o ilícita) es un fármaco del cual su posesión o consumo está en contra de la ley. Las drogas ilegales son malas para usted, y también son malas para su bebé. Aproximadamente 1 de cada 20 mujeres (5 por ciento) usan drogas ilegales durante el embarazo.

Entre las drogas ilegales se incluyen:

  • La cocaína
  • El éxtasis, metanfetamina y otras drogas recreativas
  • La heroína
  • La marihuana
  • Los medicamentos recetados que son objeto de abuso

¿Cómo pueden dañar su embarazo las drogas ilegales?

El uso de drogas callejeras puede causar problemas para usted antes y durante el embarazo, incluyendo:

  • La incapacidad de quedar embarazada. Esto se denomina infertilidad.
  • Problemas con la placenta. La placenta crece en su útero y suministra a su bebé los alimentos y el oxígeno a través del cordón umbilical.
  • Parto prematuro. Este es el trabajo de parto que ocurre antes de las 37 semanas de embarazo.
  • Aborto Involuntario. Esto es cuando un bebé muere en el útero antes de las 20 semanas de embarazo.
  • Muerte fetal. Esto es cuando un bebé muere en el útero después de 20 semanas de embarazo.
  • Los bebés nacidos de madres que usan drogas ilegales durante el embarazo a menudo tienen estas complicaciones.
  • Nacimiento prematuro. Este es el nacimiento que ocurre demasiado pronto, antes de las 37 semanas completas de embarazo.
  • Bajo peso al nacer. Esto es cuando un bebé nace con un peso de menos de 5 libras 8 onzas.
  • Tamaño de la cabeza más pequeño de lo normal (llamado perímetro craneal reducido)
  • Defectos del corazón
  • Defectos de nacimiento. Estas son las condiciones de salud que están presentes en el nacimiento.
  • Los defectos de nacimiento cambian la forma o función de una o más partes del cuerpo. Pueden causar problemas en la salud en general, la forma en que el cuerpo se desarrolla, o en el funcionamiento del cuerpo.
  • Infecciones, incluyendo la hepatitis C y VIH. El VIH es el virus que causa el SIDA. Estos virus suelen afectar a personas que comparten agujas para inyectarse drogas ilegales. Las madres pueden transmitir estas infecciones a su bebé durante el embarazo o durante el parto.
  • Síndrome de abstinencia neonatal (también llamado SAN). Este es un grupo de condiciones de salud que un bebé puede tener si su madre usa drogas adictivas durante el embarazo. El SAN puede suceder cuando un bebé se vuelve adicto a una droga antes del nacimiento y luego pasa por la desintoxicación del fármaco después de su nacimiento.

Los bebés nacidos de madres que consumen drogas suelen tener problemas más adelante en la vida, incluyendo:

  • Problemas de aprendizaje y conducta
  • Crecimiento más lento de lo normal
  • Síndrome de muerte súbita del lactante (también llamado SMSL). Se trata de la muerte inexplicable de un niño mientras duerme.

Es difícil saber exactamente cómo cada droga ilegal perjudica su embarazo. Esto se debe a que las mujeres que usan drogas ilegales pueden utilizar más de un fármaco y también pueden tener otras conductas no saludables. Por ejemplo, es posible que fumen o beban alcohol. Puede que no ingieran comidas saludables. Pueden estar más propensas a contraer una enfermedad de transmisión sexual. Todo esto puede causar problemas durante el embarazo.

¿Cómo puede proteger a su bebé de las drogas callejeras?

¡La mejor manera de proteger a su bebé de las drogas ilegales es evitándolas! No use drogas ilegales. Hable con su proveedor de cuidados de la salud. Él puede ayudarle a obtener tratamiento para ayudarle a dejar de fumar.

Si ha utilizado heroína o medicamentos con receta llamados opioides, no deje de tomarlos sin recibir tratamiento de su proveedor de atención médica. Dejarlos de repente (llamada terapia de choque) puede causar problemas graves para su bebé, incluyendo la muerte. El médico o un centro de tratamiento de drogas pueden tratar con medicamentos como la metadona o buprenorfina. Estos medicamentos pueden ayudar a reducir gradualmente su dependencia de los opiáceos y la heroína de una manera que es segura para usted y su bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.