Menu
Inico / Mi embarazo / El parto / Despues del parto / Después de un parto natural o vaginal
Después parto natural o vaginal

Después de un parto natural o vaginal

Hemorroides y movimientos intestinales

Si nota dolor durante los movimientos intestinales y siente hinchazón alrededor de su ano es posible que tenga hemorroides – las venas hinchadas y estiradas en el ano o el recto inferior. Para aliviar las molestias mientras las hemorroides se curan, sumérjase en una bañera con agua tibia y aplique almohadillas de hamamelis refrigeradas en la zona afectada. Su médico puede recomendarle también un medicamento tópico para hemorroides.

Si usted está evitando los movimientos intestinales por miedo a perjudicar su perineo o agravar el dolor de las hemorroides o la herida de la episiotomía, tome medidas para mantener sus heces blandas y regulares. Coma alimentos ricos en fibra – incluyendo frutas, verduras y granos enteros – y beba mucha agua. Pregúntele a su médico acerca de un ablandador de heces o un laxante osmótico en caso de ser necesario.

Otro problema potencial para las nuevas madres después de un parto vaginal es la incapacidad para controlar los movimientos del intestino (incontinencia fecal). Practicar con frecuencia los ejercicios de Kegel puede ayudar con la incontinencia fecal leve. Si tiene problemas persistentes para controlar los movimientos intestinales, consulte a su proveedor de salud.

Dolor en los senos y fugas de leche

Varios días después del parto sus senos pueden tornarse firmes, hinchados y sensibles (congestión). Para aliviar el malestar, amamante, utilice un extractor de leche, aplique paños calientes o tome una ducha caliente para extraer la leche. Entre los periodos que alimenta al bebé, ponga paños fríos o bolsas de hielo sobre sus senos. Los analgésicos de venta libre también pueden ayudar.

Si no está en periodo de lactancia, use un sostén firme con soporte, como un sujetador deportivo, para ayudar a detener la producción de leche. No presione o frote sus senos, ya que haría que produzcan más leche. Si tiene dolor al amamantar, pida ayuda a un especialista en lactancia.

Si sus senos gotean entre los periodos para amamantar use almohadillas para lactancia extendida dentro del sujetador para ayudar a mantener seca su camisa. Cambie las almohadillas después de cada comida y cada vez que se mojen.

Si no está amamantando a su bebé, use un sostén firme con soporte para ayudar a detener la producción de leche. No presione sus senos o extraiga la leche, ya que hará que sus produzcan más leche.

Pérdida de cabello y cambios en la piel

Durante el embarazo los niveles hormonales elevados ponen en pausa la pérdida normal de cabello, esto resulta a menudo en una cabeza extra-exuberante de cabello – pero ahora es el tiempo de pagar su precio. Después del parto, el cuerpo expulsa el exceso de cabello de una sola vez. La pérdida de cabello se detiene por lo general en unos seis meses.

Las estrías no desaparecen después del parto, pero con el tiempo van a cambiar de un color púrpura rojizo a plateado o blanco. Puede que cualquier piel que se oscureció durante el embarazo – tales como la línea de abajo de su abdomen (línea negra) – se desvanezca poco a poco también.

Cambios de humor después de un parto

El parto desencadena un surtido de emociones fuertes. Los cambios de humor, irritabilidad, tristeza (o baby blues) y ansiedad son comunes después de un parto. Muchas nuevas madres experimentan una depresión leve, a veces llamada depresión posparto. La depresión posparto generalmente desaparece en una semana o dos, mientras tanto, cuide muy bien de usted misma, comparta sus sentimientos y pida ayuda a su pareja, familia o amigos. Si la depresión se profundiza o se siente desesperada y triste la mayor parte del tiempo, contacte a su proveedor de salud. Un tratamiento rápido es importante.

Pérdida de peso

Después de dar a luz es probable que se sienta fuera de forma, incluso puede ser que parezca que está todavía embarazada, pero esto es normal. La mayoría de las mujeres pierden más de 5 kilos durante el parto, incluyendo el peso del bebé, la placenta y el líquido amniótico. En los días después del parto perderá peso adicional de los líquidos sobrantes, después de eso, una dieta saludable y el ejercicio regular pueden ayudarle a volver gradualmente al peso que tenía antes del embarazo.

El control posparto

Aproximadamente seis semanas después del parto, el médico va a revisar su vagina, el cuello uterino y el útero para asegurarse de que están sanando bien durante su chequeo posparto. Puede hacer además un examen de mama y comprobar su peso y la presión arterial. Este es un buen momento para hablar sobre la reanudación de la actividad sexual, métodos anticonceptivos, la lactancia materna y cómo se está ajustando a la vida con el nuevo bebé. También puede preguntar acerca de los ejercicios de Kegel para ayudar a tonificar los músculos del suelo pélvico.

Sobre todo, comparta cualquier preocupación que pueda tener sobre su salud física o emocional después de un parto. Es probable que lo que está sintiendo sea completamente normal. Visite a su médico para obtener toda la asistencia necesaria al entrar en esta nueva fase de su vida.

Te podría interesar

Cuidados perineales posparto

Cuidados perineales posparto

El perineo es el área anatómica entre la uretra, el conducto que transporta la orina …

Volver a casa después parto

Volver a casa después del parto

El tiempo que permanece en el hospital puede depender no sólo de su hospital, sino …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *