Menu
Inico / Quedar Embarazada / Reproducción asistida / FIV : La fecundación asistida
FIV fecundación in vitro asistida

FIV : La fecundación asistida

La fertilización in vitro (FIV) es la unión del óvulo de una mujer y el espermatozoide de un hombre en una caja de Petri. In vitro significa fuera del cuerpo. La fertilización significa que el espermatozoide se ha adherido y entrado en el óvulo.

Descripción de la FIV

Normalmente, un óvulo y un espermatozoide se fertilizan dentro del cuerpo de una mujer. Si el óvulo fertilizado se adhiere a la pared del útero y continúa creciendo, nace un bebé 9 meses más tarde, este proceso se llama concepción natural o sin ayuda. La FIV es una forma de tecnología de reproducción asistida (ART). Esto significa que se utilizan técnicas médicas especiales para ayudar a una mujer a quedar embarazada. Con mayor frecuencia se utiliza cuando otras técnicas de fertilidad menos costosas han fallado.

Hay cinco pasos básicos para la FIV

Paso 1: Estimulación, también llamada superovulación

  • Medicamentos, llamados medicamentos para la fertilidad, se administran a la mujer para aumentar la producción de óvulos.
  • Normalmente, una mujer produce un óvulo por mes. Los medicamentos para la fertilidad estimulan los ovarios para producir varios huevos.
  • Durante esta etapa, la mujer pasará por ultrasonidos transvaginales regulares para examinar los ovarios y análisis de sangre para verificar los niveles hormonales.

Paso 2: La Recuperación de óvulos

  • Una cirugía menor, llamada aspiración folicular, se hace para extraer los óvulos del cuerpo de la mujer.
  • La cirugía se realiza como un procedimiento ambulatorio en el consultorio del médico la mayoría de las veces. A la mujer se le administran medicamentos para no sentir dolor durante el procedimiento. Usando imágenes de ultrasonido como guía, el médico introduce una aguja fina a través de la vagina, en el ovario y sacos (folículos) que contienen los huevos. La aguja está conectada a un dispositivo de succión que aspira los óvulos y el líquido fuera de cada folículo, uno a la vez.
  • El procedimiento se repite para el otro ovario. Puede haber algunos calambres después del procedimiento pero desaparecerán en un día.
  • En casos raros, una laparoscopia pélvica puede ser necesaria para extraer los óvulos. Si una mujer no quiere o no puede producir huevos entonces se pueden usar óvulos donados.

Paso 3: Inseminación y fertilización

  • El esperma del hombre se combina con los óvulos de mejor calidad. A la mezcla del espermatozoide y el óvulo se le llama inseminación.
  • Los óvulos y los espermatozoides se almacenan en una cámara de ambiente controlado. El esperma entra (fertiliza) más a menudo a un huevo unas pocas horas después de la inseminación.
  • Si el médico piensa que la probabilidad de fertilización es baja el esperma puede ser inyectado directamente en el óvulo. Esto se conoce como inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI).
  • Muchos programas de fertilidad realizan una ICSI en algunos de los óvulos, incluso si todo parece normal.

Paso 4: Cultivo de embriones

  • Cuando el óvulo fertilizado se divide se convierte en un embrión. El personal del laboratorio revisará periódicamente el embrión para asegurarse de que está creciendo normalmente. Dentro de unos 5 días, el embrión tiene varias células que se están dividiendo activamente.
  • Las parejas que tienen un alto riesgo de transmitir una enfermedad genética (hereditaria) a un niño pueden considerar un diagnóstico genético preimplantacional (PGD). El procedimiento se realiza unos 3 – 4 días después de la fertilización. Los científicos del laboratorio retiran una sola célula de cada embrión y examinan el material para trastornos genéticos específicos.
  • De acuerdo con la American Society for Reproductive Medicine, el PGD puede ayudar a los padres a decidir qué embriones implantar. Esto disminuye el riesgo de transmitir una enfermedad a un niño. La técnica es controversial y no se ofrece en todos los consultorios.

Paso 5: Transferencia de embriones

  • Los embriones son colocados en el útero de la mujer 3 – 5 días después de la extracción de los óvulos y la fertilización.
  • El procedimiento se realiza en el consultorio del médico, mientras la mujer está despierta. El médico inserta un tubo delgado (catéter) conteniendo los embriones en la vagina de la mujer, a través del cuello del útero hasta la matriz. Si un embrión se adhiere (implanta) al revestimiento del útero y crece, resulta en un embarazo.
  • Más de un embrión puede ser colocado en el útero al mismo tiempo, lo que puede dar lugar a gemelos, trillizos o más. El número de embriones transferidos es una cuestión compleja que depende de muchos factores, especialmente de la edad de la mujer.
  • Los embriones no utilizados se pueden congelar e implantar o donar en una fecha posterior.

Por qué se realiza el procedimiento

La FIV se realiza para ayudar a una mujer a quedar embarazada. Se utiliza para tratar muchas causas de infertilidad, incluyendo:

  • La edad avanzada de la mujer (edad materna avanzada)
  • Trompas de Falopio obstruidas o dañadas (posiblemente debido a una enfermedad inflamatoria pélvica o cirugía reproductiva previa)
  • Endometriosis
  • Infertilidad por factor masculino, incluyendo la disminución del conteo de espermatozoides y obstrucción
  • Infertilidad inexplicada

Riesgos

La FIV implica una gran cantidad de energía física y emocional, tiempo y dinero. Muchas parejas que sufren de infertilidad sufren estrés y depresión. Una mujer que toma medicamentos para la fertilidad puede tener hinchazón, dolor abdominal, cambios de humor, dolores de cabeza y otros efectos secundarios. Muchos medicamentos de fecundación in vitro deben ser administrados por inyección, a menudo varias veces al día. Las inyecciones repetidas pueden causar moretones.

En casos raros, los medicamentos para la fertilidad pueden causar el síndrome de hiperestimulación ovárica (OHSS). Esta condición causa una acumulación de líquido en el abdomen y el pecho. Los síntomas incluyen dolor abdominal, hinchazón, aumento rápido de peso (10 libras entre 3 – 5 días), disminución de la orina a pesar de beber muchos líquidos, náuseas, vómitos y dificultad para respirar. Los casos leves se pueden tratar con reposo en cama. Los casos más graves requieren drenaje de líquido con una aguja. Estudios médicos han demostrado hasta ahora que los medicamentos para la fertilidad no están relacionados con el cáncer de ovarios.

Los riesgos de la extracción de óvulos incluyen reacciones a la anestesia, sangrado, infección y daño a las estructuras que rodean los ovarios, incluyendo el intestino y la vejiga. Existe el riesgo de embarazos múltiples cuando más de un embrión se coloca en el útero. Esperar más de un bebé a la vez aumenta el riesgo de parto prematuro y bajo peso al nacer. (Sin embargo, incluso un solo bebé nacido después de la fertilización in vitro está en un mayor riesgo de ser prematuro y tener bajo peso al nacer).
No está claro si la FIV aumenta el riesgo de defectos congénitos.

La FIV es muy costosa. Algunos estados, pero no todos, tienen leyes que dicen que las compañías de seguros de salud deben ofrecer algún tipo de cobertura. Sin embargo, muchos planes de seguro no cubren el tratamiento de la infertilidad. Las tarifas para un solo ciclo de FIV incluyen los costos de medicamentos, cirugía, anestesia, ultrasonidos, análisis de sangre, procesamiento de los óvulos y esperma, embriones, almacenamiento y la transferencia de embriones. El total exacto de un solo ciclo de FIV varía, pero puede costar más de $12,000 – $17,000.

Después del procedimiento

Después de la transferencia de embriones es posible que se solicite a la mujer que descanse el resto del día. El reposo completo en cama no es necesario a menos que haya un mayor riesgo de OHSS. La mayoría de las mujeres regresan a sus actividades normales al día siguiente. Las mujeres que se someten a una FIV deben tomar inyecciones diarias o píldoras de progesterona durante 8 – 10 semanas después de la transferencia de embriones. La progesterona es una hormona producida naturalmente por los ovarios que ayuda a engrosar el revestimiento del útero (matriz), esto hace que sea más fácil la implantación del embrión. Muy poca progesterona durante las primeras semanas de embarazo puede llevar al aborto involuntario.
Alrededor de 12 – 14 días después de la transferencia de embriones, la mujer volverá a la clínica para realizarle una prueba de embarazo.

Busque asistencia médica inmediata si está sometida a una FIV y presenta:

  • Fiebre de más de 38 C
  • Dolor pélvico
  • Sangrado vaginal abundante
  • Sangre en la orina

Expectativas (Pronóstico)

Las estadísticas varían de una clínica a otra y hay que examinarlas cuidadosamente.

  • Las tasas de embarazo reflejan el número de mujeres que quedaron embarazadas después de la FIV, pero no todos los embarazos terminan en nacimientos vivos.
  • Las tasas de nacimientos vivos reflejan el número de mujeres que dan a luz a un niño vivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *