Menu
Inico / Quedar Embarazada / Infertilidad / La infertilidad masculina
infertilidad masculina

La infertilidad masculina

A pesar de la relativa importancia de la infertilidad de parte del hombre, las evaluaciones de infertilidad se han centrado tradicionalmente en las mujeres porque las mujeres tienden a buscar atención ginecológica y los hombres a menudo son reacios a buscar consejo. Una variedad de trastornos que van desde las alteraciones hormonales, problemas físicos y hasta problemas psicológicos pueden causar la infertilidad masculina, o la infertilidad común.

Que es la infertilidad masculina?

Aunque hay muchas opciones de tratamiento disponibles en muchas ocasiones el tratamiento no funcionará. En muchos casos la infertilidad masculina es causada por un daño testicular que resulta en la incapacidad de los testículos para producir espermatozoides. Una vez dañado, el testículo no suele recuperar su capacidad de producir esperma, este aspecto de la infertilidad masculina es análogo a la menopausia (aunque no natural como la menopausia) para las mujeres y por lo general no puede ser tratado.

A pesar de la limitada capacidad de los medicamentos para tratar la infertilidad masculina, muchas opciones de tratamiento exitosas están disponibles según sus muchas causas. Además de los trastornos testiculares, las principales causas de la infertilidad masculina son la baja producción y la mala calidad del esperma.

Causas de la infertilidad masculina

La infertilidad masculina tiene muchas causas, desde los desequilibrios hormonales, problemas físicos, hasta los problemas psicológicos y/o de comportamiento. Por otra parte, la fertilidad refleja la salud “global” de un hombre. Los hombres que viven un estilo de vida saludable son más propensos a producir espermatozoides sanos.

La siguiente lista destaca algunas opciones de estilo de vida que afectan negativamente la fertilidad masculina:

  • Fumar – disminuye significativamente tanto el conteo de espermatozoides como la motilidad de las células del esperma.
  • Uso prolongado de la marihuana y otras drogas recreativas.
  • Abuso excesivo de alcohol.
  • Uso de esteroides anabólicos – causa encogimiento testicular e infertilidad.
  • Ejercicio excesivamente intenso – produce altos niveles de hormonas esteroides suprarrenales que causan una deficiencia de testosterona resultando en infertilidad.
  • Nivel inadecuado de vitamina C y Zinc en la dieta.
  • Ropa interior apretada – aumenta la temperatura del escroto que resulta en una disminución de la producción de esperma.
  • La exposición a riesgos ambientales y toxinas tales como pesticidas, plomo, pintura, radiación, sustancias radiactivas, mercurio, benceno, boro y metales pesados.
  • Desnutrición y anemia.
  • ¡Exceso de estrés!

La modificación de estos comportamientos puede mejorar la fertilidad de un hombre y se debe tomar en cuenta cuando una pareja está tratando de lograr el embarazo.

Problemas hormonales

Un pequeño porcentaje de la infertilidad masculina es causada por problemas hormonales. El sistema endocrino hipotálamo-hipófisis regula la cadena de acontecimientos hormonales que permite a los testículos producir y diseminar de manera efectiva los espermatozoides. Existen varias situaciones que pueden ir mal con el sistema endocrino hipotálamo-hipófisis:

  • El cerebro puede dejar de liberar correctamente la hormona gonadotrópica (GnRH). La GnRH estimula la vía hormonal que causa la síntesis de testosterona y la producción de esperma. Una interrupción en la liberación de GnRH conduce a la falta de testosterona y el cese de la producción de esperma.
  • La hipófisis puede dejar de producir suficiente hormona luteinizante (LH) y la hormona folículo estimulante (FSH) para estimular los testículos y la producción de testosterona / esperma. La LH y FSH son intermediarias en la vía hormonal responsable de la producción de testosterona y esperma.
  • Las células de Leydig de los testículos pueden no producir testosterona en respuesta a la estimulación de LH.
  • Un hombre puede producir otras hormonas y compuestos químicos que interfieren con el equilibrio de las hormonas sexuales.

La siguiente es una lista de los trastornos hormonales que pueden interrumpir la infertilidad masculina:

  • Hiperprolactinemia
    Prolactina elevada – hormona asociada con las madres lactantes, se encuentra en 10 a 40 por ciento de los varones infértiles. La leve elevación de los niveles de prolactina no produce síntomas, pero mayores elevaciones de la hormona reducen la libido, la producción de esperma y puede causar impotencia. Esta condición responde bien a la droga Parlodel (bromocriptina).
  • Hipotiroidismo
    Niveles bajos de hormona tiroidea – pueden causar una mala calidad de semen, mala función testicular y alterar la libido. Puede ser causado por una dieta alta en yodo. La reducción de la ingesta de yodo o comenzar una terapia de reemplazo de hormona tiroidea puede elevar el conteo de espermatozoides. Esta condición se encuentra en sólo el 1 por ciento de los hombres infértiles.
  • Hiperplasia suprarrenal congénita
    Se produce cuando la glándula pituitaria es suprimida por el aumento en los niveles de andrógenos suprarrenales. Los síntomas incluyen bajo recuento de esperma, un mayor número de células inmaduras de esperma y motilidad baja de espermatozoides. Se trata con terapia de reemplazo de cortisona. Esta condición se encuentra en sólo el 1 por ciento de los hombres infértiles.
  • Hipopituitarismo hipogonadotrópico
    Consiste en la baja producción de la glándula pituitaria de LH y FSH. Esta condición detiene el desarrollo de esperma y causa la pérdida progresiva de células germinales de los testículos y hace que los túbulos seminíferos y las células de Leydig (testosterona) se deterioran. Puede ser tratado con el fármaco Serophene, sin embargo, si todas las células germinales se destruyen antes de que comience el tratamiento el hombre podría quedar infértil permanentemente.
  • Panhipopituitarismo
    Falla completa de la glándula pituitaria – disminuye la hormona de crecimiento, la hormona estimulante de la tiroides y los niveles de LH y FSH. Los síntomas incluyen: letargo, impotencia, disminución de la libido, pérdida de las características sexuales secundarias y testículos normales o reducidos. Se puede restaurar el vigor complementando las hormonas pituitarias faltantes y una hormona llamada hCG puede estimular la producción de testosterona y esperma.
  • Problemas físicos
    Una variedad de problemas físicos puede causar la infertilidad masculina. Estos problemas o interfieren con el proceso de la producción de espermatozoides u obstaculizan la vía por la que viajan los espermatozoides desde los testículos hasta la punta del pene. Estos problemas suelen caracterizarse por un bajo conteo de esperma y/o morfología anormal de los espermatozoides.

La siguiente es una lista de los problemas físicos más comunes que causan la infertilidad masculina:

  • Varicocele
    El varicocele es una ampliación de las venas espermáticas internas que drenan la sangre desde el testículo hasta el abdomen (de regreso al corazón) y están presentes en el 15% de la población masculina en general y el 40% de los hombres infértiles. Estas imágenes muestran la apariencia de un varicocele externa e internamente. Un varicocele se desarrolla cuando las válvulas unidireccionales en estas venas espermáticas se dañan causando un flujo de regreso anormal de sangre desde el abdomen hasta el escroto, creando un ambiente hostil para el desarrollo del esperma. El varicocele puede causar un bajo recuento de esperma y la morfología anormal de los espermatozoides que causan la infertilidad. Los varicoceles generalmente pueden diagnosticarse mediante un examen físico del escroto que puede ser asistido por un estetoscopio Doppler y una ecografía escrotal. Pueden tratarse de muchas maneras (ver sección de tratamiento), pero los tratamientos de mayor éxito implican cirugía correctiva.
  • Daño en los conductos de esperma
    El siete por ciento de los hombres infértiles no puede transportar el esperma de los testículos fuera de su pene. Esta vía puede estar bloqueada por una serie de condiciones:

    • Un error genético o de desarrollo puede bloquear o causar la ausencia de uno o ambos tubos (que transportan los espermatozoides desde los testículos hasta el pene).
    • La cicatrización de una tuberculosis o algunas ETS pueden bloquear el epidídimo o tubos.
    • Una vasectomía electiva o accidental puede interrumpir la continuidad del tubo.
  • Torsión
    Es un problema común que afecta la fertilidad y es causada por una anormalidad del tejido de soporte que permite a los testículos girar dentro del escroto y que se caracteriza por hinchazón extrema. La torsión aprieta los vasos sanguíneos que alimentan los testículos cerrados y causa daño testicular. Si la cirugía de emergencia no se realiza para desenredar los testículos la torsión puede afectar seriamente la fertilidad y causar infertilidad permanente si ambos testículos giran.
  • Infección y enfermedad
    Las paperas, tuberculosis, brucelosis, gonorrea, fiebre tifoidea, gripe, viruela y la sífilis pueden causar atrofia testicular. Un recuento bajo de espermatozoides y la baja motilidad de espermatozoides son indicadores de esta condición. Además, los niveles elevados de FSH y otros problemas hormonales son indicativos de daño testicular. Algunas enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea y la clamidia pueden causar infertilidad al bloquear los epidídimos o tubos. Estas condiciones generalmente son tratadas por terapia de reemplazo hormonal y la cirugía en el caso de bloqueo tubular.
  • Síndrome de Klinefelter
    Es una condición genética en la que cada célula en el cuerpo humano tiene un cromosoma X adicional – los hombres con el síndrome de Klinefelter tienen un cromosoma Y y dos X. Los síntomas físicos incluyen testículos del tamaño de un maní y agrandamiento de las mamas. Un análisis cromosómico se utiliza para confirmar este análisis. Si esta condición es tratada en sus primeras etapas (con el fármaco hCG), la producción de esperma puede iniciar y/o mejorar. Sin embargo, el síndrome de Klinefelter finalmente hace que todas las estructuras testiculares activas se atrofien. Una vez que se ha producido insuficiencia testicular es imposible mejorar la fertilidad.
  • Eyaculación retrógrada
    Es una condición en la cual el semen es eyaculado dentro de la vejiga en lugar de salir a través de la uretra debido a que el esfínter de la vejiga no se cierra durante la eyaculación. Si este trastorno está presente, el volumen de eyaculación es pequeño y la orina puede ser turbia después de la eyaculación. Esta condición afecta a 1.5 por ciento de los hombres infértiles y puede ser controlada con medicamentos como los descongestionantes que contraen el esfínter de la vejiga, también una reconstrucción quirúrgica del cuello de la vejiga puede restaurar la eyaculación normal.
  • Problemas Psicológicos / físicos / de conducta
    Existen varios problemas sexuales que pueden afectar la fertilidad masculina. Estos problemas son más a menudo tanto a nivel psicológico como físico en su naturaleza: es difícil separar los componentes fisiológicos y físicos.
  • Disfunción eréctil (DE)
    También conocida como impotencia, esta condición es común y afecta a 20 millones de hombres estadounidenses. La DE es el resultado de un solo factor, o más comúnmente una combinación de múltiples factores. En el pasado, la disfunción eréctil se creía que era el resultado de problemas psicológicos, pero una nueva investigación indica que el 90 por ciento de los casos son de naturaleza orgánica. Sin embargo, la mayoría de los hombres que sufren de disfunción eréctil tienen un problema psicológico secundario que puede empeorar la situación, como la ansiedad de rendimiento, culpa y baja autoestima. Muchas de las causas comunes de la impotencia incluyen: diabetes, presión arterial alta, enfermedades cardíacas y vasculares, estrés, problemas hormonales, cirugía pélvica, trauma, fuga venosa, y los efectos secundarios de los medicamentos prescritos con frecuencia (es decir, el Prozac y otros SSRI, Propecia). Afortunadamente, existen muchas opciones de tratamiento para la disfunción eréctil dependiendo de la causa – éstos serán discutidos en la sección de tratamiento.
  • Eyaculación precoz
    Se define como la incapacidad para controlar la respuesta eyaculatoria durante al menos treinta segundos después de la penetración. La eyaculación precoz se convierte en un problema de fertilidad cuando la eyaculación se produce antes de que un hombre sea capaz de insertar completamente el pene en la vagina de su pareja. Puede ser superada a través de la inseminación artificial o el uso de una técnica de modificación de la conducta llamada la “técnica de squeeze” que desensibiliza el pene.
  • Incompetencia eyaculatoria
    Esta rara condición psicológica impide a los hombres eyacular durante las relaciones sexuales a pesar de que pueden eyacular normalmente a través de la masturbación. Esta condición a veces responde bien a la terapia conductual, si esta técnica no funciona, la inseminación artificial se puede emplear utilizando un eyaculado de la masturbación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *