Menu
Inico / Quedar Embarazada / Infertilidad / La infertilidad femenina
infertilidad femenina

La infertilidad femenina

La infertilidad femenina es la incapacidad para quedar embarazada después de un año de relaciones sexuales sin protección. Alrededor del 10% de las parejas en los Estados Unidos se ven afectadas por la infertilidad. Tanto los hombres como las mujeres pueden ser infértiles. De acuerdo con los Centers for Disease Control, 1/3 de las veces el diagnóstico se debe a la infertilidad femenina, 1/3 está relacionado con la infertilidad masculina, y el resto de casos de infertilidad se deben a una combinación de factores de parte de ambos. Para aproximadamente 20% de las parejas la causa no se puede determinar.

¿Cómo afecta la edad a la fertilidad?

Las mujeres nacen con un número limitado de óvulos, por lo tanto, al paso de los años reproductivos, el número y la calidad de los huevos disminuyen. Las probabilidades de tener un bebé se reduce de un 3% a 5% por año después de los 30 años. Esta reducción en la fertilidad se observa a un grado mucho mayor después de los 40 años de edad.

¿Qué causa la infertilidad femenina?

La infertilidad femenina también puede ser causada por una serie de factores, incluyendo los siguientes:

  • Daño a las trompas de Falopio. El daño a las trompas de Falopio (las cuales transportan los óvulos desde los ovarios hasta el útero) puede impedir el contacto entre el óvulo y el espermatozoide. Las infecciones pélvicas, endometriosis y cirugías pélvicas pueden conducir a la formación de cicatrices y daños en las trompas.
  • Causas hormonales. Algunas mujeres tienen problemas con la ovulación. Los cambios hormonales sincronizados que conducen a la liberación de un óvulo desde el ovario y el engrosamiento del endometrio (revestimiento del útero) en preparación para el óvulo fertilizado no se producen. Estos problemas pueden ser detectados utilizando gráficos de temperatura basal del cuerpo, kits de predicción de la ovulación, y análisis de sangre para detectar los niveles de hormonas.
  • Causas del cuello uterino. Un pequeño grupo de mujeres puede tener una condición de cuello uterino en el que el esperma no puede pasar a través del canal cervical, ya sea debido a la producción de mucosidad anormal o un procedimiento quirúrgico cervical anterior, este problema se puede tratar con inseminaciones intrauterinas.
  • Causa uterina. Anatomía anormal del útero, presencia de pólipos y fibromas.
    Infertilidad inexplicada. La causa de la infertilidad en aproximadamente el 20% de las parejas no se determinará utilizando los métodos disponibles de investigación en la actualidad.

¿Cómo se determina la causa de la infertilidad?

Si se sospecha de infertilidad masculina se realiza un análisis de semen, esta prueba evaluará el número y la salud de su esperma. Un análisis de sangre también se puede realizar para comprobar su nivel de testosterona y otras hormonas masculinas.

Si se sospecha de infertilidad femenina, el médico puede ordenar varias pruebas, incluyendo:

  • Un análisis de sangre para verificar los niveles hormonales
  • Una biopsia endometrial para comprobar el revestimiento del útero

Dos pruebas de diagnóstico que pueden ser útiles en la detección de tejido de cicatriz y la obstrucción de las trompas son la histerosalpingografía y la laparoscopia.

  • Histerosalpingografía (HSG). Este procedimiento consiste en una ecografía o rayos-X tomadas de los órganos reproductores. Un tinte o solución salina y aire se inyectan en el cuello del útero y viajan a través de las trompas de Falopio, esto permite que el ultrasonido o rayos-X revelen si las trompas están abiertas o bloqueadas.
  • Laparoscopia. En este procedimiento, un laparoscopio (un tubo delgado equipado con una cámara de fibra óptica) se inserta en el abdomen a través de una pequeña incisión cerca del ombligo. El laparoscopio permite al médico ver la parte exterior del útero, los ovarios y las trompas de Falopio para detectar crecimientos anormales, como en la endometriosis. El médico también puede comprobar si las trompas de Falopio están abiertas al mismo tiempo.

¿Cómo se trata la infertilidad femenina?

La infertilidad femenina puede ser tratada de varias maneras, incluyendo:

  • La laparoscopia. Las mujeres que han sido diagnosticadas con la enfermedad de trompas o pelvis pueden ser sometidas a una cirugía para reconstruir sus órganos reproductores o tratar de concebir mediante fertilización in vitro (FIV). Usando un laparoscopio introducido a través de un corte cerca del ombligo se puede remover el tejido de una cicatriz, tratar la endometriosis, eliminar quistes ováricos y abrir trompas bloqueadas.
  • La histeroscopía. Un histeroscopio colocado en el útero a través del cuello uterino se puede utilizar para eliminar los pólipos y tumores fibroides, cortar tejido de cicatriz y abrir trompas obstruidas.
  • Terapia médica. Las mujeres que sufren de problemas de ovulación pueden ser prescritas con medicamentos tales como clompiphene citrate (Clomid, Serophene), letrozole, o gonadotropinas (tales como Gonal F, Follistim, Humegon y Pregnyl), que pueden conducir a la ovulación. Las gonadotropinas pueden inducir la ovulación cuando Clomid o Serophene no funcionan. Estos medicamentos también pueden aumentar la fertilidad, produciendo varios huevos para ovular durante el ciclo (normalmente sólo un óvulo es liberado cada mes). El tratamiento con gonadotropinas puede ofrecerse para la infertilidad inexplicada o cuando otros factores se han corregido sin que se produzca un embarazo. El Metformin (Glucophage) es otro tipo de medicación que puede restaurar o normalizar la ovulación en mujeres que tienen resistencia a la insulina y/o PCOS (síndrome de ovario poliquístico).
  • Inseminación intrauterina. La inseminación intrauterina se refiere a un procedimiento de consultorio en el que se recoge el esperma, se lava con una solución especial y luego se coloca en el útero en el momento de la ovulación. El esperma se deposita en el útero a través de un catéter de plástico delgado que se inserta a través del cuello uterino. Este procedimiento se puede realizar en combinación con los medicamentos anteriormente mencionados que estimulan la ovulación.
  • Fertilización in vitro. La FIV consiste en un procedimiento en el que se fertilizan los huevos en una placa de cultivo y se colocan en el útero. La mujer toma gonadotropinas para estimular el desarrollo de varios óvulos. Cuando el monitoreo indica que los óvulos están maduros, estos son recolectados a través de una sonda de ultrasonido vaginal con una aguja guía. El esperma se recoge, se lava y se añade a los huevos en una placa de cultivo. Varios días después, los embriones – o huevos fertilizados – son devueltos al útero mediante un catéter de inseminación intrauterina. Cualquier embrión sobrante puede ser congelado para su uso posterior con el consentimiento de la pareja.
  • ICSI. La inyección intracitoplasmática de espermatozoides se utiliza cuando hay infertilidad relacionada con el esperma. Este se inyecta directamente en el óvulo en una placa de cultivo y luego se coloca en el útero de la mujer.
  • GIFT (transferencia intrafalopiana de gametos) y ZIFT (transferencia intrafalopiana de cigotos). Al igual que la FIV, estos procedimientos implican la extracción de un óvulo de la mujer que se combina con el esperma en un laboratorio y luego se transfiere de nuevo a su cuerpo. En la ZIFT, los huevos fertilizados – en esta etapa denominados cigotos – se colocan en las trompas de Falopio dentro de 24 horas. En la GIFT, el esperma y los óvulos se mezclan entre sí antes de ser implantados.
  • Donación de óvulos. La donación de óvulos ayuda a las mujeres que no tienen ovarios que funcionen normalmente (pero que tienen un útero normal) para lograr el embarazo. La donación de óvulos implica la extracción de huevos – también llamados ovocitos – del ovario de un donante que se ha sometido a estimulación ovárica con el uso de medicamentos para la fertilidad. Los óvulos del donante se colocan junto con el esperma de la pareja de la receptora para la fertilización in vitro. Los huevos fertilizados resultantes se transfieren al útero de la receptora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *