Menu
Inico / Mi embarazo / Mi embarazo : seguimiento / Examenes prenatales / Examen pélvico o tacto vaginal
Examen pélvico tacto vaginal

Examen pélvico o tacto vaginal

Así que se trata de un chequeo realizado por un médico, ginecólogo, enfermera o partera, en el que se examinan la vagina y los órganos adyacentes de la pelvis. Muchos exámenes pélvicos tienen que realizarse (principalmente por una partera) durante el embarazo, y en particular durante la labor – con el fin de evaluar el progreso del bebé.

La frase “examen pélvico” significa lo mismo que “examen vaginal” o “tacto vaginal”.

Existe dos componentes en un examen pélvico:

  • Manual
  • Visual

El examinador hace la comprobación manual con sus dedos enguantados y la inspección visual se realiza con un pequeño dispositivo llamado “espéculo”, que permite que ver justo hasta la parte superior de la vagina, incluyendo el cuello del útero.

En la práctica, la parte visual de un examen pélvico no siempre es necesaria, por lo tanto es posible que sólo tenga una revisión manual.

¿Qué sucede durante un tacto vaginal?

En primer lugar se deben explicar las razones para necesitar el examen. Le deben ofrecer la opción de tener un acompañante para sentarse o permanecer a su lado si lo desea, podría ser un amigo, pero muy a menudo un médico llamará en una enfermera o algún otro miembro femenino del personal.

Para empezar, debe quitarse los pantalones y medias, y cualquier cosa que esté usando por debajo de la cintura. No hay necesidad de quitarse la falda a menos que sea muy ajustada.

A continuación se le pedirá que se siente en un sofá, en el que debería haber sido extendida una hoja de papel nueva y limpia. La mayoría de los médicos y las enfermeras le pedirá que se acueste sobre su espalda, pero unos pocos le pedirán que lo haga sobre su lado izquierdo, de espaldas a ellos, entonces ellos realizan el examen por detrás.

Lo siguiente será (suponiendo que está acostada sobre su espalda) pedirle que levante las rodillas y las separe muy bien. Si es necesario, la enfermera o el médico le hará una breve revisión visual de la vulva (es decir, la parte externa de los genitales).

Tacto vaginal, examen manual:

Ella deslizará suavemente dos dedos de su mano enguantada en la vagina, y palpará a su alrededor subiendo hasta el cuello uterino. Ella también puede poner la palma de su otra mano sobre el abdomen inferior.

Al hacer esto, ella puede sentir el útero, evaluar su tamaño y la forma en que está situado. A menudo, también es posible sentir los ovarios y la región de las trompas de Falopio. Durante todo esto, la mayoría de las mujeres experimentan sólo una leve molestia.

La inspección visual se lleva a cabo por medio del deslizamiento en la vagina del instrumento llamado espéculo. Es aproximadamente cuatro pulgadas (10cms) de largo, y tiene dos partes – parecido al pico de un pato. Una vez que está en el interior, la enfermera o el médico abrirán las dos mitades y esto hace que sea bastante fácil visualizar el cuello uterino y la parte superior de la vagina.

Si usted va a tener una ‘citología’ (cribado cervical), que se haría en este punto, también se puede tomar un hisopo en esta etapa si hay alguna sospecha de infección. El hisopo se envía al laboratorio de bacteriología para comprobar si tiene gérmenes. Es justo decir que a la mayoría de las mujeres no les gusta que se les inserte un espéculo. Es incómodo, y algunas pacientes en realidad sienten dolor, sobre todo si se pusieron tensas o si la vagina está inflamada por alguna razón (como una infección), sin embargo, una enfermera o un médico con experiencia debería ser capaz de insertarlo (y llevar el trabajo a cabo) sin causarle mucho malestar.

A una gran cantidad de pacientes no les gusta la temperatura fría de un espéculo. Un médico experto lo calentará bajo el grifo antes de insertarlo.

¿Es normal estar preocupada o avergonzada?

Sí. A la mayoría nos resulta embarazoso tener exámenes altamente personales, esto es muy comprensible, no obstante, hay situaciones en las que son necesarios ciertos procedimientos tales como un examen pélvico.

¿Quién necesita un tacto vaginal?

Un examen pélvico se considera una revisión de rutina para las mujeres que se quejan de períodos irregulares o difíciles, periodos dolorosos o dolor abdominal inferior.
Es frecuentemente necesario cuando una paciente tiene flujo vaginal o cualquier otra evidencia de infección. También se hace cuando un DIU (‘espiral’) se inserta, revisa o se remueve, y cuando una mujer tiene colocado un tapón o diafragma.

Te podría interesar

Doppler fetal exámenes prenatales

Doppler fetal

¿Qué es una exploración Doppler fetal? La Doppler fetal es una forma de ecografía que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.