Menu
Amniocentesis exámen prenatal

Amniocentesis

Con la amniocentesis, es posible evaluar si el bebé por nacer (feto) podría desarrollar o ha desarrollado alguna anomalía o condición grave de salud.

Los factores que aumentan el riesgo de una anomalía incluyen:

  • La edad de la madre
  • La historia clínica de la madre
  • Antecedentes familiares de enfermedades genéticas hereditarias

¿Por qué y cuándo se utiliza la amniocentesis?

Se puede utilizar para detectar cierto número de condiciones, tales como:

  • Síndrome de Down – una enfermedad genética que afecta a la apariencia física de una persona y el desarrollo mental
  • Espina bífida – una serie de defectos congénitos que afectan el desarrollo de la columna vertebral y el sistema nervioso
  • Anemia de células falciformes – un trastorno genético que causa que los glóbulos rojos de una persona se desarrollen anormalmente

Se realiza por lo general durante las semanas 15-20 del embarazo. El procedimiento puede realizarse antes de 15 semanas, pero se evita si es posible, ya que puede aumentar el riesgo de causar complicaciones o un aborto involuntario (pérdida del embarazo).

Lo que ocurre durante la amniocentesis

Antes de someterse a una amniocentesis un profesional de la salud le explicará el procedimiento, incluyendo por qué piensa que es necesario, los beneficios y riesgos, también le dirá acerca de las pruebas alternativas apropiadas, como el muestreo de vellosidad coriónica (CVS).

Si usted decide someterse a una amniocentesis, por lo general se le pedirá firmar un formulario de consentimiento.
Durante el procedimiento, una aguja se utiliza para extraer una muestra de líquido amniótico, el líquido que rodea al feto en el útero (matriz).

El líquido amniótico contiene células eliminadas del feto que pueden ser examinadas y analizadas para una serie de condiciones.

Posibles complicaciones

Las pruebas de diagnóstico como la amniocentesis generalmente sólo se ofrecen a las mujeres cuando hay un riesgo significativo de que su bebé desarrolle una enfermedad grave o una anormalidad. Esto se debe a que el procedimiento es invasivo (se trata de entrar en el cuerpo) y tiene un pequeño riesgo asociado de aborto involuntario estimado en aproximadamente 1 de cada 100. Una infección bacteriana es otra complicación poco frecuente pero posible. El riesgo de desarrollar una infección grave por la amniocentesis se estima en menos de 1 de cada 1.000.

Los síntomas de una infección incluyen:

  • Temperatura alta (fiebre) de 38° C (100.4º F) o superior
  • Sensibilidad abdominal (estómago)
  • Contracciones (cuando su abdomen se tensiona y luego se relaja)
  • Busque atención médica inmediata si usted se ha sometido recientemente a una amniocentesis y experimenta cualquiera de estos síntomas.

Amniocentesis : sus resultados

Después de la amniocentesis, la muestra de líquido amniótico tomada durante el procedimiento será examinada en un laboratorio. La mayoría de los resultados de las pruebas serán negativos y su bebé no tendrá ningún trastorno del listado de las pruebas realizadas. Un resultado positivo significa que su bebé tiene un trastorno para el cual se hizo la prueba de laboratorio. Sus implicaciones serán discutidas a fondo con usted.

Te podría interesar

Examen pélvico tacto vaginal

Examen pélvico o tacto vaginal

Así que se trata de un chequeo realizado por un médico, ginecólogo, enfermera o partera, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.