Menu
Inico / Mi embarazo / Mi embarazo : seguimiento / Las consultas / Atención prenatal : Tercera visita al ginecólogo
Atención prenatal tercera visita ginecólogo

Atención prenatal : Tercera visita al ginecólogo

Durante el tercer trimestre del embarazo, la atención prenatal podría incluir exámenes vaginales para comprobar la posición del bebé. Aprendes lo que ocurre durante la tercera visita prenatal.

El cuidado prenatal es una parte importante de un embarazo saludable, especialmente cuando se acerca la fecha prevista del nacimiento del bebé. El médico le pedirá programar las citas de cuidado prenatal durante su tercer trimestre aproximadamente cada 2 o 4 semanas, dependiendo de su salud y del historial obstétrico. A partir de las 36 semanas de embarazo necesitará chequeos semanales hasta el día del parto.

Repetir el ejercicio habitual

El médico seguirá controlando su presión arterial y el aumento de peso, así como los latidos del corazón y los movimientos de su bebé. Una muestra de orina también puede hacerse para probar la presencia de proteína o infección. Como siempre, comparta cualquier síntoma de preocupación. El médico le pedirá hacer un seguimiento de la frecuencia con la que sienta que el bebé se mueve por cada día – y para alertar a su equipo de atención médica si el bebé deja de moverse tanto como de costumbre.

Realizarse la prueba de estreptococo del grupo B

Espere a un cribado para estreptococos del grupo B (GBS) durante el tercer trimestre. El GBS es una bacteria común localizada a menudo en el intestino o el tracto genital inferior que suele ser inofensiva en los adultos – pero los bebés que se infectan con GBS por la exposición durante el parto vaginal pueden enfermarse gravemente. Para la detección de GBS, el médico tomará una muestra de su área vaginal y anal inferior. La muestra se envía a un laboratorio para su análisis. Si las pruebas de dan positivas para GBS – o si ya dio a luz a un bebé que desarrolló la enfermedad GBS – se le darán antibióticos intravenosos durante el parto. Los antibióticos ayudan a proteger a su bebé de la bacteria.

Tercera visita prenatal: comprobar la posición del bebé

Cerca del final del embarazo, el médico va a estimar el peso del bebé y comprobará si su bebé está colocado de cabeza en el útero. También podría tener un ultrasonido para confirmar la posición del bebé y determinar el nivel de líquido amniótico que le rodea. Si el bebé está de nalgas (posición de nalgas francas) o pies (parto de nalgas completa), es posible que él o ella todavía podría ponerse de cabeza antes de dar a luz. Sin embargo, el médico podría tratar de voltear el bebé para mejorar las posibilidades de un parto vaginal. Para ello, el médico aplicará presión en el abdomen (versión cefálica externa). Si su bebé permanece en una posición de nalgas es posible que tenga un parto por cesárea.

Detectar cambios en el cuello uterino

A medida que se acerca la fecha del nacimiento, el médico puede realizar un examen pélvico para detectar cambios en el cuello. A medida que su cuerpo se prepara para el parto, el cuello del útero comenzará a ablandarse, abrirse (dilatar) y adelgazarse (borrar). El progreso se expresa típicamente en centímetros (cm) y porcentajes. Por ejemplo, el cuello del útero puede ser de 3 centímetros de dilatación y el 30 por ciento borrado. Cuando esté listo para empujar a su bebé, el cuello del útero será de 10 centímetros de dilatación y el 100 por ciento borrado.

Siga haciendo preguntas

Es probable que tenga muchas preguntas en la tercera visita prenatal según se acerca la fecha esperada. ¿Está bien tener relaciones sexuales? ¿Cómo voy a saber cuando estoy en labor? ¿Cuál es la mejor manera de manejar el dolor? ¿Debería crear un plan de parto? ¡Pregunte! Sentirse preparada puede ayudarle a calmar los nervios antes del parto. También, asegúrese de discutir los síntomas por los que debería llamar a su proveedor de cuidados de la salud, como el sangrado vaginal o la pérdida de fluidos por la vagina, así como cuándo y cómo ponerse en contacto con su proveedor médico una vez que la labor comience.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.