Menu
Inico / Mi embarazo / Embarazo y salud / Las enfermedades del embarazo / Diabetes gestacional y embarazo
Diabetes gestacional embarazo

Diabetes gestacional y embarazo

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que se ve por primera vez en una mujer embarazada que no tenía diabetes antes de quedar en cinta. Algunas mujeres tienen más de un embarazo que resulta afectado por la diabetes gestacional. Por lo general aparece en medio de embarazo. La mayoría de veces los médicos realizan las pruebas para este tipo de diabetes entre las 24 semanas de embarazo y las 28 semanas de embarazo.

A menudo, la diabetes gestacional puede controlarse a través de la ingesta de alimentos saludables y el ejercicio regular. En ocasiones una mujer con diabetes gestacional también debe tomar insulina.

Los problemas de la diabetes gestacional en el embarazo

La azúcar en la sangre que no está bien controlada en una mujer con diabetes gestacional puede resultar en problemas para ella y el bebé:

  • Un bebé extra grande
    La diabetes que no está bien controlada hace que el azúcar esté alta en la sangre del bebé. El bebé es “sobrealimentado” y crece extra grande. Además de causar molestias a la mujer durante los últimos meses del embarazo, un bebé extra grande puede llevar a problemas durante el parto, tanto para la madre como para el bebé. La madre podría necesitar una cesárea para el nacimiento. El bebé puede nacer con daño en los nervios debido a la presión en el hombro durante el parto.
  • C-section (Cesárea)
    Una cesárea es una operación para sacar al bebé a través del vientre de la madre. Una mujer que tiene diabetes que no está bien controlada tiene una mayor probabilidad de necesitar una cesárea para el nacimiento del bebé. Cuando el bebé nace por cesárea, se necesita más tiempo para que la mujer se recupere del parto.
  • Presión arterial alta (preeclampsia)
    Cuando una mujer embarazada tiene hipertensión arterial, proteína en la orina y con frecuencia tiene hinchazón en los dedos de manos y pies que no desaparece, ella podría tener preeclampsia. Es un problema grave que debe ser vigilado de cerca y atendido por su médico. La presión arterial alta puede causar daños tanto a la mujer como a su bebé nonato. Podría causar que el bebé nazca antes de tiempo y en la mujer también podría causar convulsiones o un derrame cerebral (un coágulo de sangre o una hemorragia en el cerebro que puede conducir a daño cerebral) durante el parto. Las mujeres con diabetes tienen presión arterial alta con más frecuencia que las mujeres sin diabetes.
  • Baja azúcar en la sangre (hipoglucemia)
    Las personas con diabetes que toman insulina u otros medicamentos para la diabetes pueden desarrollar azúcar en la sangre con niveles demasiado bajos. Los niveles bajos de azúcar en la sangre pueden ser muy graves e incluso mortales si no se tratan rápidamente. Un serio nivel bajo de azúcar en la sangre puede evitarse si las mujeres lo supervisan y reciben un tratamiento temprano.Si la diabetes de una mujer no fue bien controlada durante el embarazo, su bebé puede desarrollar muy rápidamente bajo nivel de azúcar en la sangre después del nacimiento. La azúcar en la sangre del bebé debe ser vigilada durante varias horas después del parto.

5 consejos para mujeres con diabetes gestacional

  1. Coma alimentos saludables
    Ingiera alimentos saludables siguiendo un plan de alimentación diseñado para una persona con diabetes. Un dietista puede ayudarle a crear un plan de alimentación saludable y también ayudarle a aprender a controlar su azúcar en la sangre durante el embarazo.
  2. Haga ejercicio regularmente
    El ejercicio es otra manera de mantener bajo control el azúcar en la sangre y ayuda a equilibrar la ingesta de alimentos. Después de consultar con su médico, puede hacer ejercicio con regularidad durante y después del embarazo. Haga al menos 30 minutos de actividad física de intensidad moderada al menos cinco días a la semana. Podría caminar a paso ligero, nadar o jugar activamente con los niños.
  3. Monitoree el azúcar en la sangre continuamente
    Ya que el embarazo provoca la necesidad del cuerpo de obtener energía para poder cambiar, los niveles de azúcar en la sangre pueden cambiar muy rápidamente. Compruebe su nivel de azúcar en la sangre con frecuencia, tal como lo indique su médico.
  4. Tome insulina, si es necesario
    A veces una mujer con diabetes gestacional debe tomar insulina. Si la insulina es prescrita por su médico, tómela de acuerdo a las instrucciones con el fin de ayudar a mantener el azúcar en la sangre bajo control.
  5. Realícese un examen para la diabetes después del embarazo
    Tome una prueba para la diabetes de 6 a 12 semanas después de que nazca su bebé, y luego cada 1 a 3 años.

Para la mayoría de las mujeres con diabetes gestacional, la diabetes desaparece pronto después del parto. Cuando no desaparece, la diabetes se llama diabetes tipo 2. Aún cuando la diabetes no desaparece después del nacimiento del bebé, la mitad de todas las mujeres que tuvieron diabetes gestacional desarrollan diabetes tipo 2 más adelante. Es importante para una mujer que ha tenido diabetes gestacional continuar con el ejercicio y una dieta saludable después del embarazo para prevenir o retrasar el padecer diabetes tipo 2. También debe recordar a su médico comprobar su nivel de azúcar en la sangre cada 1 a 3 años.

Te podría interesar

Listeriosis embarazo

Listeriosis

Durante el embarazo es importante tener en cuenta lo que pone dentro de su cuerpo. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *