Menu
Clamidia embarazo enfermedad

Clamidia en el embarazo

Si está embarazada y ha sido diagnosticada con clamidia puede que esté preocupada de transmitir la infección a su bebé.

Las mujeres embarazadas con una infección por clamidia que no se someten a un tratamiento están en un mayor riesgo de desarrollar complicaciones tales como un aborto involuntario, muerte fetal prematura o un nacimiento prematuro. Lo primero que debe hacer es consultar acerca de su condición con su médico de cabecera para averiguar qué antibiótico es el más adecuado para usted. En general, la azitromicina o amoxicilina (entre otros) son apropiados para las mujeres embarazadas.

¿Cómo se trata la clamidia en el embarazo?

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) , incluyendo la clamidia, aumentan el riesgo de aborto involuntario, parto prematuro y embarazos ectópicos potencialmente mortales.

El primer paso es hacerse un control antes del embarazo para la prueba de clamidia u otras enfermedades de transmisión sexual para averiguar si ha sido infectada. El tratamiento de la clamidia es barato y conveniente para las mujeres embarazadas. Tenga en cuenta que Naturabb no prescribe tratamientos de clamidia para las mujeres embarazadas. Usted necesita hablar con su médico particular para discutir las opciones de tratamiento durante el embarazo.

Una vez que le han prescrito un tratamiento, su médico le recomendará que tome otra prueba de clamidia entre tres y cinco semanas más tarde. Esto es para asegurar que el tratamiento ha sido eficaz y que su infección ha desaparecido.

El tratamiento de la clamidia en el embarazo

Para tratarla en el embarazo los antibióticos comunes tales como la azitromicina, eritromicina y la amoxicilina son opciones adecuadas. La investigación sugiere que estos antibióticos son seguros para las mujeres embarazadas y lactantes.

No obstante, proporcionar un tratamiento a una mujer embarazada debe ser analizado independientemente de otros casos por lo que las mujeres embarazadas deben consultar a su médico antes de tomar cualquier medicamento. Usted debe elegir un ginecólogo que le escucha y le conseje sobre su embarazo.

Si su médico decide que el tratamiento con antibióticos es seguro lo más probable es que le receten lo siguiente:

  • Una sola dosis de azitromicina
  • Un tratamiento de una semana de amoxicilina
  • Un tratamiento de una semana de eritromicina

Los efectos secundarios son inusuales, pero van desde la diarrea hasta los vómitos y náuseas. La eritromicina a menudo produce más efectos secundarios que los otros dos antibióticos.

Más sobre antibióticos

La azitromicina tiende a ser bien tolerada y normalmente no causa ningún efecto secundario. El hecho de que se toma como una dosis única la hace muy conveniente. La amoxicilina es un tipo de penicilina, si sabe que es alérgica a la penicilina, no la tome. Si sospecha que usted es alérgica a la penicilina debe consultar a su doctor.

¿Está seguro mi bebé?

El principal riesgo de la clamidia durante el embarazo es que la enfermedad se puede transmitir a su bebé durante el parto. Si usted recibe y termina el tratamiento para la clamidia antes del parto su bebé estará a salvo.

Te podría interesar

Listeriosis embarazo

Listeriosis

Durante el embarazo es importante tener en cuenta lo que pone dentro de su cuerpo. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.