Menu
Inico / Mi embarazo / El parto / Despues del parto / Cuidados perineales posparto
Cuidados perineales posparto

Cuidados perineales posparto

El perineo es el área anatómica entre la uretra, el conducto que transporta la orina desde la vejiga, y el ano. En las mujeres, el perineo incluye la abertura vaginal. Esta zona sufre una gran cantidad de estrés y cambio durante el embarazo y el parto, y después de un parto natural o vaginal necesita un cuidado especial. Te explicamos cuales son los cuidados perineales posparto.

Algunas mujeres son sometidas a un corte quirúrgico llamado una episiotomía cuando nace el bebé. A veces se hace para acelerar el nacimiento. Una episiotomía es un corte limpio, que comparado con un desgarre, se puede curar mejor. A veces de todas formas la piel se desgarra y hay necesidad de sutura.

Algunas mujeres practican el masaje perineal durante el embarazo para tratar de evitar algo del dolor y otros problemas después del nacimiento del bebé. Este método no se ha demostrado que disminuya o prevenga cualquiera de los síntomas que se experimentan después del parto.

Síntomas perineales posparto

La lesión de la vagina y el perineo durante el parto puede causar hinchazón, moretones o una acumulación de sangre debajo de la piel llamada hematoma. Cualquiera de estas lesiones puede causar dolor severo.

  • Las laceraciones son desgarros en los tejidos. Pueden ser reparados mediante sutura o cosidos pero los pequeños pueden curarse con el cuidado normal.
  • Los pequeños hematomas normalmente desaparecen sin necesidad de tratamiento. Los hematomas grandes y dolorosos pueden necesitar un drenado de la sangre que se acumula en ellos. Si se produce una gran cantidad de hinchazón de los tejidos alrededor de la uretra la micción puede resultar difícil, si esto sucede, un pequeño tubo llamado catéter se puede poner en la vejiga hasta sea posible que orinar normalmente.
  • Según se cura la episiotomía se forma una cicatriz. Las mujeres que tienen episiotomías deben tener cuidado para evitar la apertura de la herida mientras está sanando.
  • Después de que nazca el bebé, una secreción llamada loquios se drenará de la vagina. Al principio, estos loquios se verán de color rojo, ya que estarán mezclados con sangre, a medida que la mujer sana, los loquios serán de un color blanco o incluso claro, como una mucosidad.

Cuidados perineales posparto en el hogar

Después del parto el perineo debe mantenerse limpio. Los loquios pueden escurrir durante hasta cuatro semanas, por lo que las almohadillas se deben cambiar con frecuencia.

  • No use tampones después del parto. Los tampones pueden causar una infección.
  • Tome un baño o una ducha una o dos veces al día. Un baño de asiento se puede utilizar después de cada deposición. Un baño de asiento consiste en sentarse en aguas poco profundas, solamente lo suficientemente profundo para cubrir las caderas y las nalgas.
  • Orinar puede ser doloroso después del parto. Verter agua tibia sobre el perineo durante la micción puede aliviar el dolor. Cuando haya terminado de orinar, seque el perineo con palmadas suaves.
  • Las hemorroides son venas dilatadas en la pared del ano. Con frecuencia se producen durante el embarazo y a menudo desaparecen sin tratamiento después del parto. Las hemorroides pueden sangrar después de defecar. Si las hemorroides son dolorosas, los supositorios de esteroides pueden disminuir las molestias.
  • Beba mucha agua para mantenerse bien hidratada. Hacer esfuerzo durante la defecación podría estirar la cicatriz de la episiotomía y el perineo y causar dolor. Evite el estreñimiento comiendo alimentos ricos en fibra como frutas y verduras frescas. Si sufre de estreñimiento puede empujar el perineo suavemente hacia arriba mientras lo lleve hacia abajo cuidadosamente.
  • El uso de un colchón “rosquilla” inflable cuando está sentada o acostada puede ayudar a reducir la tracción sobre la cicatriz de la episiotomía.
  • Los ejercicios de Kegel fortalecen y tonifican los músculos pélvicos y disminuyen el dolor perineal. Los ejercicios de Kegel son pequeños movimientos en los músculos vaginales similares al movimiento que usted hace si usted está tratando de detener la orina.
  • Evite las relaciones sexuales hasta que no tenga más dolor perineal. La mayoría de los médicos recomiendan reposo pélvico hasta por cuatro semanas después del parto, pero no existen pautas claras. Si es necesario utilizar un lubricante para el sexo, asegúrese de que sea soluble en agua.

Cuándo se debe buscar atención médica

Si recientemente ha tenido un bebé, llame a su médico si presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Flujo vaginal con mal olor
  • Ardor al orinar
  • Orina con más frecuencia de lo habitual
  • Necesidad urgente de orinar con frecuencia, pero sólo una pequeña cantidad
  • Sangrado vaginal, como manchas
  • Dolor severo en el perineo, la pelvis o parte baja del abdomen
  • Fiebre alta cuando no está enfermo de otra cosa
  • Expulsa gases o heces por la vagina
  • Expulsa suturas o esponjas
  • Brote de ampollas o herpes

Si ha tenido un parto recientemente, vaya al hospital si presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Fiebre alta
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor abdominal o pélvico severo
  • Sangrado vaginal severo (más de una toalla sanitaria cada hora)

Cuidados perineales posparto: seguimiento y tratamiento

Consulte a su médico para tener un chequeo posparto entre cuatro a seis semanas después del parto. Espere un examen físico completo, incluyendo la pelvis, recto y mamas. Llame a su médico antes si tiene alguna pregunta o inquietud.

En caso de problemas después del parto, su médico le hará un examen físico completo, incluyendo un examen pélvico y un examen rectal.

  • Se pueden realizar análisis de sangre o de orina. Una muestra de secreción anormal puede ser enviada a un laboratorio para cultivos u otros estudios.
  • Si la infección se produce a partir de los puntos de sutura de la episiotomía, los puntos pueden ser removidos para poder drenar la infección.
  • Si se presenta una acumulación de sangre, como un hematoma, puede abrirse y drenarse.
  • Si el examen rectal muestra hemorroides infectadas o con coágulos, se pueden abrir y drenar.
  • Dependiendo del tipo de infección se pueden o no administrar antibióticos. No todas las infecciones necesitan antibióticos para mejorar.
  • Si el examen físico es doloroso o le deja con dolor, usted debería solicitar un medicamento para aliviarlo.

La mayoría de los cambios por los que pasa una mujer durante y después del parto son normales y naturales. Después del nacimiento de un bebé muchas mujeres inicialmente no son capaces de moverse tan fácilmente y cómodamente como antes del parto. Poco a poco vuelven al estado previo al embarazo, pero el proceso de recuperación toma varias semanas.

Te podría interesar

Volver a casa después parto

Volver a casa después del parto

El tiempo que permanece en el hospital puede depender no sólo de su hospital, sino …

Después parto natural o vaginal

Después de un parto natural o vaginal

Su bebé finalmente está aquí, y usted está encantada – pero también está agotada, incómoda, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.