Menu
Inico / Mi embarazo / Nutrición durante el embarazo / Dieta para embarazadas / El desarrollo de alergias durante el embarazo
desarrollo alergias embarazo embarazada

El desarrollo de alergias durante el embarazo

Como si todos los cambios que se producen en su cuerpo durante el embarazo no fueran suficientes, repentinamente muchas mujeres están experimentando alergias a sustancias a las que nunca habían sido alérgicas en el pasado. Aquellas mujeres que nunca han experimentado una alergia a la comida notan de repente que no pueden comer sus alimentos preferidos, y las que nunca han estornudado a la exposición de un alto nivel de polen se encuentran de repente entre las desafortunadas.

La culpa es de las hormonas

Las hormonas de la mujer tienen una profunda influencia en su sistema inmunológico, y las alergias están directamente relacionadas con el sistema inmunológico también. Las hormonas del embarazo tienen un efecto esteroideo ya que su tarea principal es evitar el rechazo del bebé que crece dentro del cuerpo, que es, técnicamente hablando, un organismo extraño. Una vez que el cuerpo entra en este estado hiper-vigilante para proteger al feto, puede estar menos alerta en las zonas que alguna vez lo estuvo, como el polen o ciertos alimentos.

Muchas mujeres que tenían asma leve o moderada antes de quedar embarazadas pueden encontrar que su asma empeora, con ataques más frecuentes. Por el contrario, algunas mujeres notan que sus síntomas de asma disminuyen un tanto durante el embarazo y son cada vez más fáciles de controlar. Si usted tiene asma, es crucial mantener un buen control sobre ella durante el embarazo con la ayuda de su médico ya que su bebé en crecimiento depende de usted para proporcionarle un buen suministro de oxígeno y mantener su salud. La mayoría de los medicamentos para el asma se pueden usar con seguridad durante el embarazo, aunque siempre la menor dosis posible para controlar sus síntomas es la mejor.

Las alergias nasales durante el embarazo

Muchas madres embarazadas tienen su nariz totalmente tapada o goteando constantemente durante su embarazo. Esto puede ser muy molesto, y generalmente es provocado por las hormonas del embarazo. Las mujeres que nunca han experimentado una alergia nasal pueden encontrar de repente que siempre tienen una caja de pañuelos de papel cerca de ellas. La sinusitis es en realidad sobre seis veces más común en las mujeres embarazadas que en las mujeres que no lo están.

Un total de un tercio de las mujeres embarazadas informó que o bien desarrollan alergias nasales durante el embarazo, que nunca habían experimentado antes, o que sus alergias nasales “normales” aumentaron en severidad. Aunque usted no debe exagerar su uso, la mayoría de los medicamentos para la alergia se consideran seguros para su bebé. Pregúntele a su médico qué medicamentos son los más seguros para usar, y luego utilícelos juiciosamente.

Las alergias alimentarias durante el embarazo

Por supuesto, si antes del embarazo usted tenía ciertas alergias alimenticias usted querrá evitarlas de igual manera durante su embarazo. Muchas mujeres, sin embargo, notan que alimentos a los que nunca había sido alérgicas de repente les causa pesar. Abundan las historias anecdóticas de las futuras madres que comen uno de sus alimentos preferidos y de repente tienen una reacción alérgica. Parece ser que los productos que contienen leche son los más propensos a causar problemas, pero otras mujeres han observado que ciertas frutas como plátanos, manzanas y peras de repente les causan comezón en la piel o la garganta e incluso que la garganta se les cierre.

El queso, el chocolate y los huevos también parecen ser delincuentes comunes. La mayoría de los médicos están de acuerdo en que estas alergias alimentarias repentinas pueden disminuir durante el segundo o tercer trimestre, y la mayoría desaparecen después del parto. Aún así es aconsejable consultar con su médico acerca de cualquier extraña alergia alimentaria y obtener su opinión al respecto.

La prevención de alergias en el bebé

Sus alergias durante el embarazo, así como la forma en que las maneja, puede tener un impacto en la futura salud de su bebé, por no hablar de su predisposición a las alergias.

Existe cerca de un 30% de posibilidad de que su bebé tenga una alergia si usted la tiene, y si usted y su marido la tienen, las probabilidades para el bebé pueden llegar a un 60%. Hay maneras de prevenir el desarrollo de alergias en el bebé.

Si ambos padres tienen la misma alergia, entonces el riesgo para el feto es tan alto como un 80%. Las madres que fuman durante el embarazo o insisten en consumir alimentos que les provocan alergias durante los últimos meses del embarazo se arriesgan a provocar graves alergias en sus bebés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *