Menu
Inico / Blog / Parto / 5 síntomas que tu parto es inminente
5 síntomas parto inminente

5 síntomas que tu parto es inminente

Si elegiste un parto vaginal o natural no hay manera de saber el momento exacto en el que vas a conocer la cara de tu bebé. Es importante conocer las señales que te indican que el momento se aproxima para acudir al hospital, o llamar a tu dula. Llegar antes de tiempo puede aumentar la probabilidad de inducción de parto y de partos más instrumentalizados. También te pueden mandar de regreso a casa, o hacerte esperar horas en el hospital cuando podrías estar mucho más cómoda en tu casa.

2 de los avisos que te indican que se acerca tu parto

  • Tu abdomen desciende

Eso que las abuelas dicen “si tienes muy baja la panza, vas a parir en cualquier momento” es cierto. Puedes notar que tu bebé ha descendido por lo que respiraras mejor. La presión de bebé se mueva hacia el abdomen bajo. Presionando aún más la vejiga lo que incrementara las ganas de orinar.

  • La expulsión del tapón mucoso

Se trate de una mucosidad llena de sangre que protege el cuello del útero. Se puede expulsar repentina o gradualmente. En general, sucede antes del parto, pero puede pasar entre 10 y 15 días antes. Vas a notar una pequeña cantidad de flujo mucoso en forma de flujo vaginal intenso durante varios días. El flujo puede estar teñido de sangre y ser de color marrón, rosa o rojo. Las relaciones sexuales o un tacto vaginal pueden afectar este tapón mucoso y provocar un flujo sanguinolento incluso si el parto no va a empezar en los próximos días.

Los 3 síntomas de que el parto es inminente

  • Las contracciones dolorosas

A diferencia de las contracciones de Braxton Hicks, las contracciones de parto son más intensas, más frecuentes y más prolongadas. Están haciendo que tu cérvix se dilate pues. El dolor se siente tanto en el bajo vientre e irradia en la región lumbosacra. Al principio, las contracciones se presentan cada 20 minutos hasta cada 15 minutos. Cuando se repiten a intervalo de 5-10 minutos y con una duración de 30-70 segundos, ha llegado el momento de ir al hospital o de llamar a tu partera.

  • Ganas de ir al baño a menudo

Algunas mujeres tienen muchas ganas de ir al baño a menudo para vaciar su intestino. Si esto sucede y que las heces son más sueltas y más abundantes de lo normal, puedes estar entrando en trabajo de parto.

  • Ruptura prematura de membranas

Cuando rompes la fuente, el saco amniótico lleno del líquido que recubre al bebé se rompe. Notes que el fluido se elimina por la vagina ya que sea mucha o poca cantidad tienes que llamar de inmediato a tu médico o partera. Antes de romper la fuente, la mayoría de las mujeres comienzan a tener contracciones regulares. Si aquellas no se producen por si solas en las horas posteriores a la ruptura de la fuente, se tendrá que inducir el parto. En efecto, al no contar con la protección contra gérmenes que brindaba el saco amniótico tu bebé corre más riesgos de infección.

Llama al médico o a tu dula / partera si tienes:

  • Escape de líquido amniótico
  • Disminución del movimiento fetal
  • Cualquier sangrado vaginal distinto a un manchado leve
  • Contracciones dolorosas y regularas cada 5-10 minutos durante 1 hora
  • Llama por cualquier otra razón si no estás segura de lo que debes hacer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *